Taller poda arboles no productores

Taller Técnicas Básicas de Poda   “Robles Truferos”

 

PARA ARBOLES O TRUFERAS QUE DEJARON DE PRODUCIR O QUE NUNCA PRODUJERON

Quercus ilex L. Robles, cajigos, otros” 

 

Precio del taller: 350 €  "por participante".

Fecha taller:  "contactarme por favor" - 2018

(1 mes antes de su comienzo, se enviaran 2/3 del contenido del taller “PDF” a cada uno de los participantes, para asimilarlo bien y no perder tiempo en notas u otros) (Es importante, aplicarse en dicha asimilación).

 

La parte teórica del taller, será a través de una proyección “PowerPoint” con multitud de imágenes, y la parte practica en mi trufera o otras. 

Contacto: Julio Alcubilla.      tel. 649 875 488  - WhasApp

  • julioalcubilla@gmail.com -- www.bio-trufa.com
  •  C/unica S/nº, Las Amunias, 22144 Huesca, España.

 

Método creado por: François Houette rivado de sus conocimientos (más de 30 años) en la cultura trufícolas.

 

DICHO TIPO DE PODA REDUCTIVA o ENANIZANTE NOS PERMITE VARIAS POSIBILIDADES.

 

1ª  para árboles adultos que están bajando en producción,

                                                o han dejado totalmente de producir:

 

·         Estos árboles a este nivel de crecimiento y volumen es casi una misión imposible reducirlos, claro, siempre se les pueden reducir. (con metodos mecanizados o aun mas facil, echar mano a la motosierra).

 

·         (Pero un tipo de poda como esta, traumatizaría el árbol, dando lugar a una lucha que no ganaremos y en detrimento o paro total y difinitivo de la producción). eso si, mucha leña para calentarse el invierno.

 

·         La solución menos traumatizante para estos árboles y su producción seria de claarificar la trufera, cortando a la base los árboles no productores, introduciendo luz en el resto de la trufera. 

·        En unos meses, estos árboles cortados, empezaran a dar brotes en su base.

 

·         Dichos brotes los mantendremos unos años, a los cuales se les aplicara el tipo de poda (para árboles de menos de 7 años), igualmente podaremos las raíces, pero en espacios muy selectivos y acompañados de sustratros. especificos  a ese tipo de técnica y poda ulterior que F. Houette a mis en plaza.

 

·         Esta técnica permite seguir normalmente con la producción de los árboles no cortados, y los cortados se comportarán como si hubiéramos plantado nuevos árboles para la sucesión futura de la trufera. 

 

·         Los nuevos brotes reconstruidos en árboles serán buenos productores en los 2 o 3 años venideros, gracias al sistema existente de raíces de los árboles antiguos y y los viejos/re-nuevos, del tratamiento especifico de la re-nueva plantación y los sustratos especificos aportados.

 

·         Más tarde utilizamos en los brotes que anteriormente habremos seleccionado, el método ENANIZANTE como si fueran “jóvenes árboles nuevos”.

 ---------------------------------------

 

2ª   para el caso de las..  TRUFERAS QUE NUNCA PRODUJERON

·         El crecimiento y desarrollo de los árboles dependen de unos pocos mecanismos básicos. Estos mecanismos son responsables de los ajustes holísticos realizados por el árbol en un entorno externo cambiante.

 

·         Cuando una trufera a partir de +/- 15 años no ha producido, las posibilidades de producción son casi nulas.

U  Una solución que da buenos resultados a partir del segundo/tercero año, es cortarle a la base un nº de árboles seleccionados de antemano.

 

·         A continuación roturaremos “DE FORMA MUY PRECISA” el terreno donde se plantantaran nuevos plantones micorrizados en líneas simples o dobles y a 2 metros entre cada árbol.

 

·         Estas técnicas ponen en relación y permiten aprovechar al máximo a los nuevos plantones micorrizados, del sistema en situ desde años de las raíces, micelio, esporas y otros, tanto de los árboles cortados como los conservados.

 

El método "HUETTE. F" dispone de diferentes sustratos específicos, para las diferentes tecnicas y necesidades de replanteo.

 

·        Es primordial, tener siempre en cuenta las actuaciones reguladoras principales de crecimiento, y así poder supervisar nuestras acciones y entender las reacciones del árbol, que solamente podremos empezar a apreciar, al cabo de un año o mas.el

 

·         Los jóvenes plantones/árboles plantados, aparte de la calidad genetica de los mismos, del % de micorrizas, conllevan unas técnicas y unos aportes de sustratos muy precisos, que se deben realizar rápidamente en los días que siguen a la tala de árboles elegidos, para no debilitar el entrelazado de raíces.

 

·         Es primordial elegir cuidadosamente el porte de los plantones en los viveros, para que interactúen genéticamente y estructuralmente lo mejor posible, con las nuevas técnicas de poda.

 

·         Los nuevos árboles plantados serán buenos productores en los 2 o 3 años venideros, gracias al sistema existente de raíces de los árboles conservados y los cortados.

 

·         Los jóvenes robles truferos en producción, con vigor y crecimiento extraordinarios son aquellos que más nos interesan, pero son tambien, los que frecuentemente se  pasan alegremente en volumen y desarrollo.

 

    Esos que necesitamos con urgencia ver reducidos a un volumen inferior para que no entren en competencia con sus próximos.

 

·         Mediante una 1º poda medianamente severa (medianamente simplemente y muy localizada).

 

·         Impactos de la poda: (ir más lejos en la poda traumatizaría el árbol, dando lugar a una lucha que no ganaremos y en detrimento o paro total de la producción).

 

·         Para estos árboles, lo más juicioso no es reducirlos a cualquier precio, mejor contenerles poco a poco en volumen y desarrollo.

 

·         Dichas podas (otoño/primavera) nos permitirán reducir a 2/3 el tiempo de trabajo, por poda y árbol.

 

·         Una vez el árbol adaptado a sus nuevas dimensiones, seguiremos con la técnica de poda para árboles de menos de 7 años. Reduciéndose a una sola poda en los años que siguen, adaptándose el árbol a su nuevo ciclo de vida anual de crecimiento y arquitectura.

 

·         La arquitectura de los árboles será de copa muy poco elevada, de cono (no invertido), evitando la mayoría de ramas verticales o reiteraciones, ciertas ramas tendrán un follaje espeso y otras aireado “pero localizadas y programadas” y así dopar al árbol en la producción masiva de azúcares de la fotosíntesis, que es lo que la  trufa necesita, provocando una anticipación en la producción.

 

·         Olvidarnos definitivamente de quemados que desbordan, de la desaparición de luminosidad en la trufera y claro está, de la trufa.

 

·         Perennidad de la trufera (debemos saber que dentro de 50, 60 años o más, seguiremos teniendo una producción abundante, no inquietarnos por tener que empezar de nuevo una plantación, “eso sí” no tendremos más leña para la chimenea.

 

·         Olvidarnos de escaleras, andamios o maquinaria de poda mecánica, los árboles tendrán  como máximo la altura de nuestros bigotes, altura que facilitara los sucesivas podas.

 

·         Reducir drásticamente el consumo de agua en los aportes  de riego (para los que tienen dificultades o no pueden acceder al agua).

 

·         Reducir los costes en maquinaria y trabajos necesarios en truficultura.

 

·         Facilitar las labores entre líneas, la insolación y la aireación de árboles.

 

·         Reducir los costes en la compra de terrenos truferos “densidad del terreno”

 

·         Aprovechar parcelas pequeñas, de menor valor económico. “+/-  1500 árboles árboles/ha”.

·         Tener líneas enteras de árboles entrelazados por sus raíces, de reducidos quemados y una producción de trufas a proximidad al tronco.

 

En este periodo de cambios climáticos y económicos, la poda del árbol trufero.

A mi entender es esencial.

·         Dicho método de poda, promueve el desarrollo de nuevas raíces, las cuales también serán podadas a su debido tiempo.

 

 

·         La renovación de las raíces horizontales del árbol, permite la multiplicación de las raíces jóvenes del árbol que serán colonizadas a su vez por las micorrizas a través del micelio presente en el suelo.

 

·         Con la poda se consigue dar una iluminación adecuada al interior del follaje, del tronco y suelo de los árboles, dicho maná va favorecer la emisión de raíces superficiales, en detrimento de las profundas.

 

·         Hace solo unos años diríamos que conseguir árboles con menos de 5 m. de altura, seria milagroso que produjeran o sobrevivieran, igualmente las técnicas y las viejas costumbres en truficultura están evolucionando drásticamente a otras técnicas en poda y trabajos en truferas, desechando otras: arquitectura en forma de cono invertido,  eliminación  de ramas bajas,  no tocar a las raíces,  no tocar al quemado, no labrar ni descompactar el suelo profundamente etc.

 

·         Y sinceramente esas diferentes técnicas y viejas creencias " como algunos predican o critican" utilizadas hasta la fecha en truficultura, no han sido nada descabelladas. La prueba es que en España somos la mayor densidad truficolas y de productividad de la EU. y es posible que me quede corto.

 

Pero también, tenemos que tener en cuenta, que en estos últimos años las técnicas, tanto de laboreo, de poda, datos científicos, etc.  Han avanzado en truficultura de forma desconcertante para muchos de nosotros, la prueba.

 

 

·         Ahora podemos pedir al roble trufero que se adaptarse a nuestra estatura, sin sufrimientos inútiles por su parte, ni alambres, ni hambruna o torturas raras. Ya que a este juego, si no jugamos correctamente, sabemos muy bien quien ganara al final… Su Señoría Don ROBLE.

 

Primordial: Al comprar o producir plantas micorrizadas, elegirlas de preferencia con arquitecturas enanizantes, de diferentes variedades de árboles truferos, con porte/forma de arbusto y genéticamente variadas, desechar de precerencia los portes en forma de árbol de Navidad o demasiado desarrollados en altura.

 

Podar siempre a finales de primavera a mediados de verano  (mayo, junio, julio agosto) el árbol reaccionará menos haciendo más eficaces sus defensas, no proporcionando así oportunidades de ataque de plagas. 

Una poda no se improvisa, se planifica para varios años

 

*   Los científicos franceses en truficultura del “INRA”, afirman que dicho método “HOUETTE François (Francia)” de poda y el de los “hermanos ANGELLOZZI (Italia)”, son la revolución trufícola del siglo XXI.

(Libro “TRUFA – Osons une culture raisonnée” (Pag 92), Pargney J.C., Coord, Chevalier G.).

 

Precio del taller: 350 €.

(1 mes antes de su comienzo, se enviaran 2/3 del contenido del taller “PDF” a cada uno de los participantes, para asimilarlo bien y no perder tiempo en notas u otros) (Es importante, aplicarse en dicha asimilación).

La parte teórica del taller, será a través de una proyección “PowerPoint” con multitud de imágenes, y la parte practica en mi trufera y entornos próximos.

  1.  

  2. contacto: Julio Alcubilla.      tel. 649 875 488
  3. julioalcubilla@gmail.com -- www.bio-trufa.com - WhatsApp

 C/unica S/nº, Las Amunias, 22144 Huesca, España.

 

*  He seguido desde el 2014 a  “François Houette” en su taller de formación, trabajando, colaborado en sus proyectos y traduciendo su libro “La taille du chêne truffier”.  

 * francois.houette@gmail.com,.

"Poda, talleres, formaciones:  de poda Enanizante"--"Nanisante" fr.

Fromentière, Le Grand Ballet - 37500 Chinon - Francia.